La Suave Provocación

 La Suave Provocación

Un botón estratégicamente desabrochado. La intuición de un encaje en íntima comunión con la piel. Una mirada cómplice y cargada de sugerencias. Unos labios terriblemente sensuales y vestidos de rojo intenso. Un mechón de pelo que cae libre. Un centímetro cuadrado de piel que se deja ver de más. La belleza pura y atrevida de una curva femenina. Un juego de luces y sombras que deja volar la imaginación. El deseo transformado en una lánguida pose. El juego de descubrirse otra persona siendo la misma. El desparpajo de sentirse libre y absolutamente entregada al juego de seducir. Verse atrapada por el magnetismo del cuerpo del otro. Ocultar sabiamente el poder de la piel desnuda con prendas que apenas visten y gustan ser desvestidas.

Todo eso y mucho más es el Boudoir. Un estilo fotográfico que juega con una provocación contenida, suave. Que potencia la sensualidad de la mujer. De cualquier tipo de mujer. Porque el erotismos no solo está en el propio cuerpo sino, sobre todo, con el ojo del que lo mira. Y en este caso, el ojo no puede ser más sabio que el de Irene Vélez. Que sabe sacar con su cámara la belleza más poderosa de la mujer. Con naturalidad, con exquisitez. Una experiencia auténtica e inolvidable que desde NonaKen recomendamos a todas… Y a todos.

Bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>